Tipos de inyecciones

Durante la cursada aprenderán las técnicas de inyectables. Particularmente se verán tres tipos de inyecciones: intramusculares, intradérmicas y subcutáneas.

jeringaEn las inyecciones intramusculares se debe utilizar, en aplicaciones para adultos, una jeringa con una aguja de más de una pulgada, posean un calibre que permita la paso del líquido y que sea lo suficientemente larga como para que puede llegar al interior de la masa muscular. El líquido se depositará en el tejido muscular, y desde ese punto el cuerpo va a ir absorbiéndolo lentamente mediante los vasos sanguíneos.

Las inyecciones subcutáneas se aplican en la capa de tejido graso más inmediato bajo la piel. Las piernas, los brazos y el abdomen son las zonas donde se puede aplicar la inyección. Se colocan allí porque hay poco flujo de sangre en el tejido graso, por lo tanto el medicamento será absorbido muy lentamente, en ocasiones en más de 24 horas.
Por ejemplo, una de las sustancias que se administran de esta manera es la insulina.

En las inyecciones intradérmicas, la aguja sólo penetra la piel en un ángulo de 15º. Se debe aplicar lentamente, y si se lo hace correctamente, aparecerá una marquita en donde se aplicó que va a desaparecer en diez o treinta minutos. La sustancia aplicada se absorberá de manera local y lenta.